Es considerada la enfermedad más importante del cultivo del olivar en España. Y es que el Repilo está extendido por todas las zonas olivareras de la península y de las islas. Los daños más importantes son la caída prematura de las hojas, lo que puede llegar a provocar el debilitamiento del árbol y pérdidas de producción.

Sintomatología y detección del repilo

En ocasiones, los síntomas aparecen incluso después de la caída prematura del follaje. Ésta suele darse en la zona baja del árbol, la más dañada por el Repilo. Los síntomas visibles suelen ser manchas circulares de tamaño variable y color más oscuro en hojas, peciolos, pedúnculos y/o las propias aceitunas.

 

Manchas foliares provocadas por repilo en olivar

Manchas foliares provocadas por Repilo en olivar – Junta de Andalucía

 

Sobre todo en primavera, estas manchas van rodeadas de un halo amarillento o verde claro. En la zona del envés de las hojas puede observarse una zona ennegrecida discontinua longitudinal por el nervio central.

En ciertos casos, los síntomas no son visibles, y es importante llevar un control antes de que se empiece a caer el follaje. Para ello, se utiliza el método conocido como ‘sosa’, que consiste en sumergir unas cuantas hojas en una solución de hidróxido sódico al 5% durante media hora aproximadamente. La aparición de motas circulares y más oscuras que el tono de la hoja determinará la presencia de la enfermedad.

 

 

Método 'sosa' para detectar Repilo - Junta de Andalucía

Método ‘sosa’ para detectar Repilo – Junta de Andalucía

 

La enfermedad está presente en cualquier plantación de olivar del mundo. Sin embargo, es especialmente propicia en regiones húmedas, viveros o en plantaciones muy densas y mal ventiladas.

 

La enfermedad y su control

El hongo responsable del Repilo del olivar se sitúa dentro de los Fusicladium. Se trata de un hongo que se desarrolla en la cutícula de los tejidos.
Como ya hemos avanzado, la humedad es el factor clave que provoca la aparición de la enfermedad, por lo que la presencia de agua sobre las hojas debe ser muy controlada. Es recomendable tomar las medidas pertinentes para favorecer la ventilación de los olivares, como podas selectivas o marcos de plantación que prevengan copas demasiado juntas. Si nos encontramos en una zona o campo donde se den condiciones favorables para la aparición de la enfermedad, lo más efectivo (aunque también lo más dificultoso) es utilizar variedades resistentes (Chetoui, Leccino, Megaritiki, Racimal, Rapasayo, Temprano. AR Arbosana, Cipressino, Dolce Agogia, Frantoio, Galega vulgar, Oblonga, Koroneiki, Lechín de Sevilla, Manzanilla de Montefrío).

 

Soluciones Certis

Certis cuenta en su catálogo con dos productos contra el repilo, Kdos® y Kocide® Opti, ambos son cobres de carácter fungicida. Se trata de dos formulados cúpricos obtenidos a partir de una tecnología de fabricación innovadora y diferenciada. Kdos® tiene una concentración del 35% en cobre metal y Kocide® Opti del 30%. Ambos están fabricados mediante una tecnología única que permite obtener una mayor eficiencia en la actividad del cobre. La formulación de ambos fungicidas se basa en la combinación de dos fuentes de cobre: el cobre BioActive®, responsable de la acción de choque, que pone a disposición del olivar el cobre para su protección frente a enfermedades e infecciones, y el cobre hidróxido, que complementa el primero aportando una buena persistencia de acción. Las aplicaciones de Kdos® y Kocide® Opti permiten reducir de un 20 a un 65% las aportaciones de cobre metal tanto en el terreno como en el olivar. Se presentan en forma de microgránulos dispersables en agua, favoreciendo así la dispersión en la cuba. Lo cual facilita el funcionamiento de los equipos de tratamiento, ya que no se generan obstrucciones en los filtros y boquillas. Además, poseen buena resistencia al lavado por lluvia y ofrece buena compatibilidad en mezclas con otros productos de uso en olivar.

Los tratamientos se realizan en otoño y primavera. Ambos productos son ecológicos.
Kdos®: Nº Certificado ecológico:CV168PAE-10.8
Kocide® Opti: Nº Certificado ecológico: CV168PAE-10.9

 

Otros productos Certis para el olivar

INSECTICIDAS:

SHERPA 100 EC
Insecticida con efecto de choque.
Piretroide sintético de gran actividad contra Prays a bajas dosis, con gran efecto de choque y persistencia. Actúa por contacto e ingestión y posee gran acción repelente.
Dosis: 50 cc/100 L

TREBON
Insecticida polivante
De rápida acción, con fuerte efecto de choque y acción por contacto e ingestión. Ideal para el control de Prays.
Dosis: 15-25 cc/100 L

TUREX
Bacillus thuringiensis aizawai cepa GC-91.
Transjugado de dos subespecies de Bacillus thuringiensis (aizawai y kurstaki) cepa GC-91, lo que proporciona una mezcla de toxinas CRY de ambos grupos en un mismo producto.
Certificado en agricultura ecológica.
Ideal para el control de Prays.
Formulación WP
Dosis:1-2 kg/Ha.
Nº Certificado ecológico: CV168PAE-05

DELFIN
Bacillus thuringiensis Kustaki, cepa SA-11.
Bacillus con la cepa más virulenta ya que cuenta con las toxinas CRY 1A y Cry 2A.
Gran capacidad de adherencia a la superficie vegetal y con bloqueadores de rayos UV en la formulación, lo que aumenta persistencia en cultivo.
Especialidad y potencia contra Prays.
Certificado en agricultura ecológica.
Dosis: 50-75 g/100L
Nº Certificado Ecológico: CV168PAE-10.6

NUTRICIONALES:

N-Expert:
La energía para tus cultivos
Fertilizante nitrogenado con Metil-urea de alta eficacia y persistencia.
Dosis: 6-12 kg/ha

Nutriexpert:
El innovador corrector con extra de hierro
Innovador corrector de micronutrientes (hierro, zinc y manganeso) basado en el nuevo agente quelante IDHA. 100% biodegradable y de alta solubilidad. Dosis: 300 – 500 g/hl. Nº Certificado Ecológico: CV168PAE-15.8

Certamin:
Potencia natural.
Nutriente a base de aminoácidos de origen vegetal de aplicación foliar y/o radicular. Posee un alto contenido en ácido glutámico, el cual incrementa la asimilación de nitrógeno y la síntesis de nuevos aminoácidos. De aplicación en momentos clave como desarrollo de brotes, cuajado de flores, carga de aceituna y engorde.
Dosis. Foliar 200-300 cc/hl.