El mosquito verde es un parásito que afecta a diferentes especies de cultivos como los cítricos, la vid y algunos frutales de hueso como el melocotón o el albaricoque. Se distingue fácilmente por su aspecto, ya que los adultos son de color verde y tienen una forma alargada. No suelen medir más de 4 mm. y se desplazan por las hojas volando o dando pequeños saltos. Las ninfas son muy parecidas a los adultos, aunque de menor tamaño y sin tener las alas desarrolladas.

 

Síntomas del mosquito verde

Los daños que provoca el mosquito verde sobre los cultivos son muy característicos, ya que principalmente afecta a las hojas creando unas pequeñas manchas blanquecinas o rojizas que se inician en los bordes y poco a poco se extienden hacia el interior. En algunos casos, cuando la infección ya está en un estado muy avanzado, pueden llegar a causar necrosis y crispación con arrollamiento en el envés. En el caso de los cítricos, las manchas también se pueden dar sobre la corteza del fruto.

Generalmente, los daños que causa el mosquito verde no suelen afectar al interior del fruto pero sí que lo debilitan facilitando que se de una infección por otros patógenos como bacterias u hongos. Aún así, estos síntomas deprecian comercialmente los frutos y, en casos muy extremos, pueden echar a perder una cosecha. Además, en campañas posteriores a una infección por mosquito verde suele apreciarse una disminución de vigor en la brotación, así como una merma en la cosecha.

Los momentos más adecuados para combatir los ataques de mosquito verde son dos: el primero es cuando se da un incremento en el volumen de las ninfas y el segundo cuando los adultos ponen los huevos, combatiendo a los insectos antes de que lleguen a causar daños sobre la planta. Existen diferentes métodos de control del mosquito verde tanto biológicos como químicos.

 

Quizás también te interese →   Mosca blanca: qué es y cómo se combate

 

 

Tratamientos para el control del mosquito verde

Los depredadores naturales del mosquito verde son varias especies de himenópteros que pertenecen a las familias Dryinidae y Mymaridae, aunque no suelen ser suficientes para su control cuando la afección es notable. Por ello, para controlar el mosquito verde lo mejor es contar con la ayuda de un insecticida adecuado.

MospilanⓇ de Certis es un producto eficaz para combatir el mosquito verde en melocotonero, albaricoquero, nectarino y cerezo. Se trata de un insecticida que actúa sobre el sistema nervioso de los insectos, interrumpiendo la transmisión del impulso nervioso y provocando así la parálisis y muerte del parásito. MospilanⓇ presenta dos modos de acción:

  • Por contacto: Tras una pulverización foliar, el producto actúa rápidamente con un efecto de choque que logra una rápida disminución de las poblaciones del insecto.
  • Por ingestión: Al tener una acción translaminar y sistémica, MospilanⓇ asegura un efecto insecticida prolongado garantizando de 3 a 4 semanas de protección.

 

mosquito verde

Imagen MAPAMA.

 

MospilanⓇ está formulado con Acetamiprid 20% que por sus características físico-químicas es un producto que se absorbe con rapidez por las células vegetales desplazándose fácilmente por la savia. Además, sus propiedades garantizan un efecto prolongado que prácticamente no se ve afectado ni por las temperaturas ni por las lluvias.

MospilanⓇ es un producto muy polivalente que, además de ser útil contra mosquito verde, también ayuda a combatir poblaciones de pulgones, mosca blanca, psilas y coleópteros. MospilanⓇ está autorizado para los siguientes cultivos:

  • Hortícolas: tomate, pimiento, berenjena, pepino, calabacín, calabaza, melón y sandía.
  • Frutales de hueso: melocotonero, albaricoquero, nectarino, cerezo y ciruelo.
  • Frutales de pepita.
  • Cítricos.
  • Otros cultivos como la patata, el algodonero, tabaco o la alfalfa, entre otros.