Nuestra política es desarrollar soluciones sostenibles que respondan a los nuevos retos del mundo moderno y la producción agrícola. En nuestro afán por seguir innovando, hemos puesto en el mercado a disposición de los agricultores, CIDETRAK® CM y CIDETRAK® OFM para el control de Carpocapsa (Cydia pomonella) y Grafolita (Cydia molesta Busck) respectivamente, en frutales de hueso y pepita. En la actualidad también se está trabajando con CIDETRAK®  EGVM para el control de polilla del racimo (Lobesia botrana Den. &Schiff) en viña.

El método de confusión sexual mediante feromonas se postula como una herramienta fundamental en la gestión integrada de plagas (GIP) por su alta eficacia y especificidad. Plantean una alternativa complementaria al empleo de químicos convencionales mediante la utilización de programas compatibles con los sistemas de gestión integrada de plagas, ya que las feromonas no generan residuos en los frutos y sus implicaciones ambientales, tanto para la naturaleza como para el aplicador y consumidor, son más respetuosas y seguras. Otra de las ventajas es que su utilización está autorizada en agricultura ecológica.

Pero, ¿en qué consiste exactamente este método? Consiste en saturar el ambiente con feromonas de síntesis, de manera que se enmascara el reclamo natural de las hembras, interfiriendo en la cópula y disminuyendo la proliferación de generaciones sucesivas de la plaga. Así, se compone básicamente de alcoholes y compuestos volátiles, similares a los que produce la hembra de manera natural.

 

Infografía difusor Cidetrak

Infografía funcionamiento difusor CIDETRAK® de Certis

 

Como beneficios destacamos su bajo impacto ambiental y su respeto a la fauna auxiliar. Además, no genera resistencias en las plagas, se consigue bajar y controlar sus poblaciones y mantener los daños por debajo de umbrales económicamente aceptables. Su eficacia está comprobada y permite una gestión rentable de los cultivos.

A su favor también juega su fácil aplicación. Suelen colocarse manualmente en las ramas de los árboles.

En un mundo cada vez más concienciado con la calidad de los alimentos que consumimos, apostamos por este tipo de métodos naturales y estamos seguros de que serán el futuro en el control de plagas.