Tras el último artículo relacionado con la patata en el que hablamos de los tratamiento CIPC a entrada en almacén. En este artículo, abordaremos la problemática de la brotación interna una vez el producto es almacenado.

En la patata almacenada, el riesgo de brotación interna se dispara en ciertos momentos críticos. Para evitarlo en la medida de lo posible, es necesario llevar un control exhaustivo de las condiciones de la patata. Temperatura de almacenaje, variedad, grado de maduración, niveles de humedad… Aspectos que es importante tener en cuenta para evitar que nuestra cosecha se deteriore.

El almacenaje de patata para procesado tiene como objetivo el suministro de patata de buena calidad durante todo el año, por lo que durante este tiempo es fundamental cuidar aspectos como la piel, controlar que los niveles de azúcar sean bajos y garantizar la ausencia de brotes. Para ello, los tratamientos CIPC fogging son esenciales.

 

Control de la brotación interna de la patata: puntos críticos

En las siguientes líneas detallamos los puntos críticos a tener en cuenta durante la etapa de almacenamiento:

 

1) BROTACIÓN DE YEMAS

La aparición de brotes en las patatas deprecia económicamente la misma, por ello es fundamental conocer qué factores influyen en dicho crecimiento y evitarlo:

Variedad de la patata. Es importe saber qué tipo de variedad estamos almacenando, ya que factores como la temperatura influyen en la aparición de estos brotes.

Grado de maduración de la patata en el momento de recolección. Se recomienda unas 3 semanas de maduración tras el secado de la patata.

Temperatura del suelo. Es importante medir la temperatura del terreno unas 3-4 semanas antes de la recolección, ya que las temperaturas elevadas acortan los períodos de dormancia naturales.

Temperatura de almacenaje. Es importante evitar las altas temperaturas y las fluctuaciones de temperatura (incluso de >1º). Si se producen fluctuaciones de temperatura en almacenaje, el índice de brotación aumenta en las zonas altas del almacén, incluso aunque se realicen aplicaciones de CIPC (Clorprofam) de calidad. Se forman condensaciones de agua en las capas superiores que causan la pérdida de la dormancia de una manera mucho más rápida. Además, las temperaturas son mayores en las partes altas.

 

Quizás también te interese → Tratamientos CIPC a entrada en almacén

 

Este es un extracto de un artículo publicado en la web www.lapatata.es.