Nos encontramos en plena campaña de cultivo de arroz, por lo que debemos estar alerta a la aparición de algunas plagas y enfermedades que de no controlarse pueden provocar grandes pérdidas en las futuras producciones. En este artículo hablaremos de las mismas, sus síntomas y los principales productos para combatirlas. 

Las plagas y problemáticas más importantes que afectan al cultivo de arroz, teniendo en cuenta en la fase del cultivo en la que nos encontramos son: Chilo Supressalis o Barrenador del arroz, Rosquillas (Spodoptera spp. y Mythimna spp.), Pudenta (Eysarcoris ventralis), Piricularia (Pyricularia grisea) y malas hierbas (Colas, Gramíneas anuales y malas hierbas de hoja ancha).

 

Cómo detectar y combatir las plagas y enfermedades del cultivo de arroz

Chilo Supressalis o Barrenador del arroz

En la época en la que estamos (principios de agosto) nos encontramos con el segundo vuelo de adultos, origen de las larvas de segunda generación que se han desarrollado durante la floración y espigado del arroz.

Síntomas: Para detectar la posible presencia del Barrenador del arroz es importante realizar labores de observación. El síntoma más común en las plantas en estado vegetativo es la aparición de la hoja central completamente seca, enrollada en vertical sobre sí misma, así como  un amarillamiento de las zonas en las que las larvas se están alimentando.

Para las plantas en estado de floración/maduración, el síntoma es la aparición de la espiga de color blanco con el pecíolo erguido, ya que al no haber desarrollado los granos no pesa y no se inclina. La presencia de esta plaga es muy desigual, puede darse en un campo y el contiguo no. Sin embargo, son más propicios para su aparición cultivos colindantes con lagunas o mar.

 

Hoja de arroz afectada por

Barrenador y daños en hoja de arroz. | Fuente MAGRAMA. Foto M.A Escolano

 

Rosquillas (Spodoptera spp. y Mythimna spp.)

Síntomas: Los primeros daños de las rosquillas se localizan, normalmente, en los márgenes o lindes de los arrozales y zonas con mayor densidad de siembra. Posteriormente, éstas se pueden encontrar, además, en el interior de las parcelas, en rodales, comiendo masa foliar tanto de las malas hierbas como del arroz.

Tratamientos: Tanto para el control del Barrenador como de las Roquillas, desde Certis recomendamos el uso Confirm® 240 LV. Es un insecticida formulado a base de Tebufenocida 247 g/l y preparado de forma autosuspensible, que le confiere resistencia al lavado. Actualmente se emplea en tratamientos aéreos y terrestres. Confirm® 240 LV es un producto excelente para emplearlo en programas de Manejo Integrado de Plagas en cultivo de arroz.

Además es un producto totalmente compatible con el medio ambiente y la fauna auxiliar. Se ha demostrado que tiene una alta selectividad con organismos útiles, manteniendo poblaciones naturales de insectos auxiliares. Presenta muy baja toxicidad sobre peces y algas y  no muestra efectos adversos para vertebrados terrestres ni pájaros.

 

Rosquilla arroz

Rosquillas (Spodoptera spp) ! Fuente: RAIF Junta de Andalucia

 

Pudenta (Eysarcoris ventralis)

Síntomas: Se ha observado ya su presencia en rabo de gato (Polypogon spp.) de las lindes, en focos y también sobre el cultivo de arroz. Los adultos eligen parcelas con presencia de rabo de gato con espigas maduras, de las cuales se alimentan. Es importante eliminar las poblaciones de rabo de gato de las orillas e interior de las parcelas, ya que de esta manera evitamos que la primera generación de Pudenta se complete y pase al arroz próximo.

 

Pudenta adulta

Pudenta adulta. | Fuente: MAGRAMA Autor: Álvaro Tomás

 

 

Piricularia (Pyricularia grisea)

Síntomas: Las condiciones favorables para el desarrollo de esta enfermedad son temperaturas medias entre 15ºC-28ºC y humedad relativa media superior al 93% durante más de 10 horas seguidas. Es muy importante la detección precoz de las primeras manchas para llevar a cabo una correcta estrategia de protección del cultivo.

 

Manchas rojas típicas Piricularia

Manchas rojas típicas Piricularia. | Fuente imagen: RAIF Junta de Andalucia

 

Malas hierbas

Las más importantes en la época en la que nos encontramos, y por lo tanto a las que mayor atención habrá que prestar, son la plántula de cola (Echinochloa spp.) y las gramíneas anuales (Paspalum distichum), aunque los tratamientos para su control ya han finalizado.

 

Plántula de Cóla

Plántula de Cóla | Fuente imagen: Junta de Andalucía

 

Paspalum distichum

Paspalum distichum | Fuente imagen: Flckr

 

Sin embargo, es importante conocer la evolución y desarrollo de estas malas hierbas en nuestros arrozales, con el fin de poder controlarlas a tiempo. A la hora de realizar tratamientos herbicidas contra ellas es importante tener en cuenta varios factores, siendo los principales que las plantas de arroz tengan al menos 3 hojas, ya que se puede producir fitotoxicidad en el cultivo y que las colas no superen el estado de inicio de ahijado, ya que disminuiría notablemente la eficacia del herbicida empleado.

Por otro lado, destacar la presencia moderada-alta de malas hierbas de hoja ancha (Alisma plantago-aquatica, Bergia capensis, Ammannia coccinea y Lemna gibba) y ciperáceas (Scirpus spp. y Cyperus difformis) aunque ya han finalizado los tratamientos contra estas especies, tras observarse poblaciones altas sobre el cultivo de arroz.

Para saber como identificar las malas hierbas, puede consultar esta guía informativa de la Junta de Andalucia sobre las malas hierbas que conviven y compiten con el arroz.

Una vez repasadas las distintas plagas y problemáticas que afectan al cultivo de arroz en los meses de verano, solo podemos recomendaros extremar precauciones siguiendo estos útiles consejos.  La observación y la detección precoz de la plaga es vital para mejorar el rendimiento de  vuestras producciones de arroz.  ¡Mucho ánimo y suerte con esta campaña!

 

Fuentes artículo: Documento “Descripción y control de plagas del arroz” del  MAGRAMA  Boletín Fitosanitario Junta de Andalucia julio 2016