La enfermedad conocida como Huanglongbing (HLB) o enverdecimiento (“Citrus greening”) es considerada la enfermedad en cítricos más importante, grave y destructiva del mundo. La bacteria asociada a esta enfermedad es Candidatus Liberibacter spp. siendo actualmente un organismo de cuarentena regulado en la Unión Europea.

 Entre sus efectos provoca la muerte del árbol y el deterioro de la calidad y sabor del fruto. Se conocen tres especies de Candidatus asociadas a HLB, ‘Ca. L. asiaticus’ (especie asiática), ‘Ca. L. africanus’ (especie africana) y ‘Ca. L. americanus’ (especie americana).

 

Formas de dispersión de la bacteria de HLB o citrus greening

La principal forma de dispersión es a través de dos vectores: Diaphorina citri (Kuwayama) para las especies asiática y americana, y Trioza erytreae (Del Guercio) para la especie africana. Existe una tendencia general a llamar Huanglongbing (HLB) a la enfermedad causada por las especies asiática y americana, mientras que a la enfermedad causada por la especie africana, se la ha denominado más comúnmente como Greening de los cítricos o Citrus Greening. Aún así, aunque actualmente se utilizan indistintamente.

Candidatus Liberibacter spp. también se puede transmitir a través de material vegetal de propagación y afecta a todas las especies comerciales de cítricos además de otras rutáceas. Actualmente no existen métodos curativos ni especies o variedades resistentes a esta bacteria.

Aunque actualmente no se ha detectado esta enfermedad en España, el pasado mes de noviembre Portugal advirtió a la Comisión Europea sobre las sospechas de la aparición de un foco de Citrus Greening en el Algarve, en una pequeña explotación de naranjos. La posible plaga de Portugal representaría el primer foco de Greening en la Península Ibérica. Por esta razón, ante la posible amenaza de esta plaga en el país vecino, el Ministerio de Agricultura y las Comunidades Autónomas han elaborado un Plan de Contingencia para la Explotación y Control de Greening. 

Cualquier prevención es poca, y es que esta enfermedad supone una amenaza importante para los cultivos citrícolas de nuestro país. Por ello, se han establecido una serie de acciones preventivas:

  • Refuerzo de las prospecciones realizadas por la Administración en viveros, plantaciones y jardines.
  • Publicación de un Real Decreto en el que se establece el plan nacional de vigilancia y control de los organismos nocivos.
  • Creación de un grupo de expertos con la participación del gestor que analice las medidas previstas en caso de aparición de un brote.

 

Algunas recomendaciones para evitar la expansión del citrus greening

Para evitar los graves efectos de la plaga y proteger los cultivos es primordial avisar al servicio de sanidad vegetal de la comunidad autónoma pertinente ante la mínima sospecha o duda de la aparición de Citrus Greening.

También es importante llevar a cabo una observación constante de las plantaciones para ser capaces de detectar la plaga en su fase más temprana. Aunque su detección es muy complicada, debemos tener en cuenta los siguientes aspectos:

 

1. Cuando el árbol está infectado puede no desarrollar los síntomas al momento. Por lo general, el periodo de incubación oscila entre varios meses a un año, aunque la bacteria puede llegar a estar latente hasta 2 años.

2. Una vez que aparecen los síntomas iniciales del HLB, éstos pueden confundirse con deficiencias de minerales o con otras enfermedades de cítricos, por lo que puede que la enfermedad no sea diagnosticada a tiempo.

3. Solamente alrededor de un 28% de las plantas infectadas son identificadas en una inspección visual. Esto implica que si se detecta un 28% de plantas infectadas se puede asumir que todo el campo está infectado.

4. Síntomas de detección visual:

 

En hojas:

  • Aclaramiento y engrosamiento de las nervaduras.
  • Manchas o moteados, asimétricas respecto al nervio central.
  • Las hojas jóvenes afectadas permanecen de tamaño pequeño.
  • Síntomas parecidos a la deficiencia de minerales como: Zinc, Hierro, Manganeso, Calcio, Azufre, Boro y Magnesio.

 

 

Síntomas de HLB en naranjo dulce. Moteado simétrico.

Síntomas de HLB en naranjo dulce. Moteado simétrico.

 

 

En árbol:

  • Muerte apical en pocos años del inicio de la infección.
  • Importante defoliación.
  • Desarrollo de múltiples brotes con hojas pequeñas, pálidas y moteadas creciendo en posición erecta, coloquialmente denominadas “orejas de conejo”.
  • Reducción del crecimiento.
  • Abundantes ramas secas.
  • Sistema radicular poco desarrollado y con poca cantidad de pelos absorbentes.

 

 

Síntomas de HLB en naranjo dulce.  Amarillamiento y muerte progresiva.

Síntomas de HLB en naranjo dulce. Amarillamiento y muerte progresiva.

 

 

En frutos:

  • Durante la infección se pueden observar fuertes floraciones con un pobre cuajado de frutos.
  • Caída prematura de frutos y los que se mantienen en el árbol son pequeños y asimétricos.
  • Coloración anormal, con una zona amarilla, normalmente la expuesta al sol, y otra verde-olivo intenso. Inversión de color.
  • Al hacer un corte transversal se puede observar el eje central torcido, asimétrico.
  • Poca cantidad de zumo y poca concentración de sólidos solubles y azúcares, obteniéndose un zumo muy ácido que no puede utilizarse en la industria por su sabor amargo-salado desagradable.
  • Las semillas son pequeñas, semi desarrolladas y atrofiadas, muy pocas logran buen desarrollo, con una coloración oscura y dispareja, a menudo con manchas.

 

 

Síntomas de HLB. Frutos con coloración irregular. Inversión de color.

Síntomas de HLB. Frutos con coloración irregular. Inversión de color.

 

 

 5. Para la detección en campo el Ministerio de Agricultura ha desarrollado las siguientes herramientas:

 

 

 

Cuadro Protocolo de Prospecciones de Candidatus Liberibacter spp

Cuadro Protocolo de Prospecciones de Candidatus Liberibacter spp del MAGRAMA

 

  • Prueba del Yodo-Almidón.

 

  • Dispositivos de alerta precoz (Loop Isothermal amplification).