El mango es un cultivo en auge en España, pues en la última década las superficies de producción de esta fruta de origen tropical han crecido considerablemente. El mango se cultiva principalmente en Andalucía, donde actualmente hay alrededor de 3.239 hectáreas (el 97% de ellas está en Málaga) y se destina en su mayoría al mercado de la exportación.

La principal fortaleza del mango andaluz reside en la excelente relación calidad-precio derivada de la cercanía del lugar de producción con el mercado de destino, ya que la mayor parte del mango producido en España se exporta a países de la Unión Europea.

En España se cultivan distintas variedades de mango, la más predominante es Osteen (ocupa más de dos terceras partes de la superficie plantada), seguida de Keitt y Kent. Existen otras variedades como Tommy Atkins, Sensation, Palmer e Irwin, pero su producción es más minoritaria. Todas ellas se diferencian entre sí por el color, el sabor, la textura y el tamaño del fruto.

Estas son las variedades más importantes que se producen en Andalucía:

  • Osteen: Presenta una forma oblongoalargada y la coloración de su piel es rojo-púrpura en su madurez, aunque puede presentar zonas de color naranja, amarillo o verde. La pulpa es naranja, tiene poca fibra y es de excelente calidad; mientras que la semilla tiene un aspecto pequeño y alargado. El peso medio de la variedad Osteen oscila entre los 350 y los 550 gramos y se recolecta desde septiembre hasta finales de octubre.

Mango Osteen

  • Keitt: La tonalidad de su piel presenta un fondo verde con chapa parcial de color rosáceo-rojizo en su madurez, mientras que la pulpa es de color amarillo-anaranjada y la semilla es pequeña. Tiene forma ovoide-oblonga, la piel es gruesa y la pulpa no tiene prácticamente fibras. La variedad Keitt es jugosa y firme, y posee un sabor ácido y refrescante. Su recolección es tardía (desde mediados de octubre hasta principios de diciembre) y el peso medio de la pieza está entre 500 y 600 gramos.

Mango Keiit

 

  • Kent: De forma ovoideredondeada, la variedad Kent se distingue porque la coloración de la piel presenta un fondo amarillo con chapa parcial de color rojo. La pulpa es de color amarillo-anaranjada y la semilla pequeña. Se trata de una variedad de media temporada que se recolecta desde mitad de septiembre hasta mediados de noviembre. El peso medio de la fruta se encuentra entre los 470 y los 570 gramos.

Mango Kent

 

El oídio en mango

 

La principal enfermedad que amenaza a los cultivos de mango es el oídio. Este hongo, también conocido como polvillo o ceniza, está muy extendido geográficamente y son muchas las especies que pueden verse afectadas por él. El agente causal del oídio en mango es el hongo Oidio mangiferae Berthet y el principal síntoma que provoca es la aparición de manchas de micelio blanco con aspecto pulverulento sobre las hojas y los frutos.

Los nuevos brotes, así como las hojas jóvenes son más susceptibles de verse afectadas y los síntomas pueden aparecer tanto en el haz como en el envés (también en ambos lados a la vez). Las hojas afectadas se vuelven de color marrón y se secan, además de retorcerse y distorsionarse. Cuando el ataque es severo incluso puede llegar a producirse defoliación.

Control del oídio en mango

La época de floración es la más sensible a la infección por oídio. Esto es debido a que las condiciones más adecuadas para el desarrollo de esta enfermedad se producen con temperaturas comprendidas entre los 10 y los 31ºC y una humedad relativa de 60-90%, parámetros que se dan generalmente durante la floración. Por ello, hay que ser especialmente cuidadoso en ese periodo, ya que la propagación del oídio en mango se realiza a través de las esporas del hongo, que pueden ser transportados a grandes distancias por el viento de manera muy rápida.

Otra problemática del oídio en mango es que una vez que la enfermedad ha aparecido, es muy probable que se repita cada año o que se manifieste más veces a lo largo de un mismo año. Esto se debe a que el hongo sobrevive en las plantas infectadas, que representan su principal fuente de inóculo. Para evitar que esto suceda es importante detectar a tiempo la enfermedad y poner las medidas necesarias para terminar con ella.

Oídio en mango

 

ArmicarbⓇ, la solución para el control del oídio

 

El oídio en mango no es fácil de controlar, ya que no afecta a todas las variedades por igual y, además, no existen muchos productos fitosanitarios para su control. En Certis contamos con ArmicarbⓇ fungicida de contacto que ejerce una acción preventiva y curativa ante enfermedades como el oídio, la monilia, la botritis y la sarna. ArmicarbⓇ está registrado para su uso en varios cultivos, entre ellos el mango, por lo que es uno de los pocos productos que existen en el mercado para tratar este problema.

El ingrediente principal de ArmicarbⓇ es de origen mineral y muy común en la naturaleza. Tras su aplicación ejerce un modo de acción múltiple que ataca a diferentes puntos y de esta manera garantiza una prevención y control ante hongos fitopatógenos sin generar resistencias, ya que para estos es imposible adaptarse al ingrediente activo de ArmicarbⓇ.

ArmicarbⓇ es un producto no residual que permite compatibilizar sus aplicaciones con las de otros programas de cosecha. Del catálogo de productos de Certis, ArmicarbⓇ es compatible con BotanigardⓇ, BreakerⓇ y TurexⓇ. Además, ArmicarbⓇ cuenta con certificado ecológico SHC que garantiza su idoneidad para los cultivos y el cumplimiento de los estándares de producción, almacenaje, procesamiento, empaquetado y distribución.

 

¿Quieres más información? Consulta el folleto de ArmicarbⓇ o ponte en contacto con nosotros.